sábado, 27 de junio de 2009

Politikí Kouzina (A Touch of Spice)

Dirección y guión: Tassos Boulmetis
Actores: George Corraface (Fanis Iakovides), Ieroklis Michailidis (Savas Iakovides), Tamer Karadagli (Mustafa), Renia Louizidou (Soultana Iakovidou), Basak Köklükaya (Saime), Tassos Bandis (Vassilis), Stelios Mainas (Tío Aimilios), Markos Osse (Fanis niño), Thodoros Exarchos (Doctor).
Puntuación: 7/10
Género: Comedia dramática
Países: Grecia
Duración: 108 min
Año: 2003

Esta película llamada de muchas formas Politikí Kouzina (pronunciación del nombre original), A Touch of Spice (el nombre en EEUU), La Sal de la Vida(nombre con el que la vimos en las salas de Latinoamérica), Un Toque de Canela (creo que con este nombre fue proyectada en España), relata la historia de Fanis (George Corraface), un hombre que proviene de una familia griega residente en Estambul, Turquía.

Politikí Kouzina significa la cocina de la "polis", nombre que los griegos aún utilizan para denominar a la capital del antiguo Imperio Bizantino, Constantinopla, que en la actualidad es Estambul.

A través de la historia de nuestro protagonista, Fanis, se pueden apreciar las costumbres de los griegos que vivían es Estambul y cómo cambió la vida de los mismos, cuando en 1974 estalla el conflicto entre Grecia y Turquía por Chipre , que provocó la deportación de los griegos por parte del estado turco.

Vamos con un breve y vago contexto histórico para comprender mejor algunas situaciones que se pueden ver en Politikí Kouzina.
En 1920, en Sèvres (Francia) se firmó un tratado de paz que dejaba al Imperio Otomano sin la mayor parte de sus antiguas posesiones, limitándolo a Estambul y parte de Asia Menor. De esta forma, Grecia y Armenia acumularon territorios que antes pertenecían a dicho imperio. También Inglaterra, Francia e Italia se quedaban la administración de varias regiones, como ya nos tienen acostumbrados estas naciones conocidas por su gran voracidad imperialista.

Por esos años, lo nacionalistas otomanos se levantaron en rebelión combatiendo con los griegos y los armenios. Es así que logran la posesión de algunas tierras del ex Imperio Otomano que habían sido asignadas a otras naciones.
En 1923 se firma el tratado de paz de Lausana (Suiza), que invalida el anterior tratado y establece los límites del estado de Turquía que hoy conocemos. También garantizaba la protección de la minoría griega en Turquía y la minoría turca en Grecia.
No obstante, la mayoría de la población griega de Turquía fue trasladada a Grecia de manera obligatoria, de la misma forma que una parte importante de la población turca en Grecia fue trasladada a Turquía. En total se calcula que aproximadamente 1.650.000 griegos y 670.000 turcos fueron desplazados de sus hogares. Se exceptuó a la minoría griega de Estambul (125.000 griegos), mientras que en Grecia permanecieron 110.000 turcos.

Fanis crece en esta atmósfera de convivencia entre griegos y turcos (la famila de Fanis pertenecía a los griegos de Estambul no deportados) bajo la gran influencia de su abuelo, Vassilis, que era propietario de un almacén de productos alimenticios y especias.
Fanis y su abuelo establecen en los primeros años de vida del chico una relación muy estrecha y afectuosa, que los marca para el resto de sus vidas.
Vassilis logra despertar la curiosidad del niño, en particular por la astronomía. Las charlas se suceden entre "maestro" y "tutor", siempre en la tienda de especias del abuelo. Son charlas muy cálidas e íntimas, algunas dotadas con tintes de realismo mágico muy hermoso, en particular se destaca una escena donde el abuelo construye una analogía entre algunas especias y el sistema solar.
La figura del abuelo, una especie de filósofo culinario, enseña a Fanis que tanto en la vida como en la comida, necesitamos una pizca de la especia adecuada para sentir sabor y placer.

Poco a poco, el niño Fanis se convierte en un gran cocinero, y prepara exquisiteces a su vecinita turca, Saime, de la cual está enamorado. Entre ellos existía un acuerdo: mientras ella bailaba, Fanis cocinaba. El inicio de este amor, cuando sellan el pacto, se produce es una escena llena de ternura y amor.

En realidad, las historias antes relatadas aparecen como recuerdos de nuestro protagonista. Politikí Kouzina hace un relato no lineal, saltando entre la niñez y adolescencia de Fanis, y la actualidad. Fanis es un hombre cuarentón, astrónomo consagrado en Atenas, que está a la espera de la visita de su abuelo desde Estambul. Ha preparado un banquete para recibir a Vassilis, y mientras la espera se prolonga junto a los ancianos amigos del homenajeado, comienza a recordar los consejos de su abuelo sobre la comida y la vida, su primer amor (Saime), la deportación de la comunidad griega de Estambul, cuando en 1974 se tensan las relaciones a raíz de un golpe griego en Chipre que violó la independencia de dicha nación declarada en 1960 , los preámbulos de la boda de su tío Aimilios, etc. etc.

El abuelo Vassilis no llega, de modo que Fanis decide salir al reencuentro con el pasado y con la gente que más ha querido y viajar a Estambul. Es un viaje agridulce, lleno de nostalgia, duro.
Volver a las raíces, comprender, asimilar y cerrar su pasado como base para construir su futuro.

La fotografía aporta a la idea de fantasía que a veces se transmite en Politikí Kouzina. Un paraguas rojo volando por los cielos, una postal de la Acrópolis espolvoreada con azafrán o un paseo por las calles de Estambul.

Una peli agridulce, con momentos de risas, de la mano de la familia de Fanis, con mucha emoción, sobretodo en los momentos de despedidas y separaciones, pero en todo momento conservando la magia y relatando la historia con mucha dulzura y sensibilidad.

Quizás el guión deje algún punto un tanto confuso, como las apariciones misteriosas del tío Aimilios y su posterior casamiento , o la imposibilidad de verse entre Fanis y su abuelo Vassilis de tantísimos años.
Tal vez la utilización de algún recurso se vuelve redundante, como la voz en off de Fanis para recordar su niñez; o también podría decirse que alguna despedida o reencuentro se tornan más sentimentales de lo que deberían, apelando a algún golpe bajo.

O bien, quizás, simplemente, no haya que buscar la explicación a todo, e intentar dejarse llevar por la magia de los personajes y la historia. Dejarse embriagar con tantos olores y aromas que desprende esta Politikí Kouzina. Una historia que conjuga amor, amistad, política a través de la comida.


Descargar Politikí Kouzina (A Touch of Spice) desde Rapidshare
http://rapidshare.com/files/198440644/AToS_DVD_Rip.part1.rar
http://rapidshare.com/files/198442018/AToS_DVD_Rip.part2.rar
http://rapidshare.com/files/198447676/AToS_DVD_Rip.part3.rar
http://rapidshare.com/files/198449236/AToS_DVD_Rip.part4.rar
http://rapidshare.com/files/198450520/AToS_DVD_Rip.part5.rar
http://rapidshare.com/files/198457378/AToS_DVD_Rip.part6.rar
http://rapidshare.com/files/198458763/AToS_DVD_Rip.part7.rar
http://rapidshare.com/files/198463320/AToS_DVD_Rip.part8.rar

Subtítulos de Politikí Kouzina (A Touch of Spice)
http://www.subdivx.com/index.php?accion=5&buscar=A%20Touch%20of%20Spice%20(2003)


Trailer de Politikí Kouzina (A Touch of Spice)


7 comentarios:

BOEDO dijo...

Hola felicitaciones por el blog, te saque de un link de cine uruguayo. Acà dejo mi blog de cine independiente, donde hay varios cortos que hice.
Saludos y estàn todos invitados a ver mi arte.

www.sebastianvargas-cine.blogspot.com

Mica dijo...

Primero quiero resaltar q esa peli me hizo como desarrollar mas el olfato (no la nariz q por suerte la mia es chiquitita).. cada vez que compro especias la recuerdo!
me pareció una peli muy nostálgica, y como decis vos la parte politica tomada desde la comida fue increible!!
Ademas de q toca temas q por estos lares no son tan populares!!
besos!
muy buena música tambien!

Gus dijo...

Hola
Gracias por visitar todas mis pelis
Sebastián, voy a visitar tu blog y ver esos cortos.

Mica, el comentario de la nariz chiquita ¿a que viene?¡Cualquiera! JAJAJAJAJA :)
Es verdad que no sabemos casi nada de Grecia, Turquía, Armenia, etc. Puede ser un punto de partida para empezar a entender muchas cosas y meterses con estos tenas históricos, que siempre me resultan atrapantes!

Saludos
Gracias de nuevo por comentar!! :)

Mundo Cinefilia dijo...

HOla Gus, he llegado a tí a través de Sonñando con el cine, de Boedo y quería invitarte a formar parte deMundo Cinefilia, un banco de blogs de amantes del 7mo arte para afianzar esta comunidad gigante de bloggeros de habla hispana.Pásate a ver qué te parece la propuesta.
Un saludo!.

Gus dijo...

Gracias
Me voy a anotar al concurso de Mundo Cinefilia.
Saludos
Gus

Angie dijo...

Muchas cosas me gustaron de esta peli, el olor de la canela que prácticamente atraviesa la pantalla y llega hasta mi, las sonrisas entre los nenes tan ingenuos en un mundo que hace rato que ya no lo es, me gustó mucho la relación entre la cocina y la vida; quizás porque de chiquita era mi lugar favorito en la casa de mi abuela y en mi casa...
Es imposible no sacar una sonrisa con esta peli aun a pesar del solitario (e injusto para mi) final y aún sabiendo todos los años de guerra y odio que hay detrás de la historia.
Muy buena la música y la puesta en escena, los nenes simplemente adorables.

Gus dijo...

Hola!
Que buena onda el olor a canela! :) Buena definición para lo que transmite esta peli, que es muy tierna y dura a la vez, y recorre a través de la cocina y de la historia de amor de dos persona, los hechos historicos de 2 naciones históricamente en conflicto: Grecia y Turquía.
Beso y gracias por comentar y pasar por todas mis pelis