sábado, 17 de julio de 2010

Cachorro

Dirección: Miguel Albaladejo
Guión: Miguel Albaladejo y Salvador García Ruiz
Interpretación: José Luis García-Pérez (Pedro), David Castillo (Bernardo), Diana Cerezo (Lola), Mario Arias (Javi), Arno Chevrier (Manuel), Josele Román (Gloria), Elvira Lindo (Violeta), Empar Ferrer (Doña Teresa), Félix Álvarez (Dani)
Puntuación: 7/10
Género: Drama
País: España.
Duración: 99 min.
Año: 2004
Siguiendo al actor Sergi Lopez, llegué a El cielo abierto, anteriormente comentada en todas mis pelis, y así conocí al director Miguel Albadalejo. Husmeando en su carrera me interesó Cachorro, sobretodo por el momento que estamos viviendo en Argentina, con la reciente aprobación del matrimonio igualitario, que equipara derechos entre las personas homosexuales y heterosexuales. Han sido, sin dudas, días muy felices, porque finalmente el Estado reconoce esta realidad preexistente a cualquier norma, y desde sus leyes, no legitima la distinción entre ciudadanos de primera y segunda; otorgando a todos, independientemente de su orientación sexual, los mismos derechos, garantizando así las libertades de estas minorías.
Todavía quedan muchos sectores minoritarios de la sociedad con los que hay que equiparar derechos; más arduo aún es el trabajo después de la aplanadora neo liberal que nos azotó en los 90s, arrasando no sólo con el Estado, sino también con los lazos de solidaridad social, promoviendo la creación de mezquinas mentalidades individualistas cuyo universo se reduce al bienestar personal medido en base a la cantidad de aparatos electrónicos, tecnológicos, etc. que se puedan comprar.

Cachorro muestra una realidad, para muchos oculta, una minoría dentro de una minoría: la comunidad de osos, hombres homosexuales con algunos rasgos físicos distintivos que viven su sexualidad y la relación con su propio cuerpo abiertamente, sin inhibiciones. Hombres que escapan a algunos estereotipos comúnmente aplicados a los gays. Además, se afronta la problemática de la adopción; creando así un cóctel que, a priori, me parecía muy interesante.

Y el resultado, si bien es bueno, realmente no llegó a colmar mis expectativas, quizás demasiado elevadas.
Cachorro termina por transmitir un buen mensaje, humanizando, desmitificando a la comunidad homosexual, algo muy valorable, pero a pesar de ello, me quedé con la sensación de que Miguel Albadalejo no llega a explotar el potencial de la historia, y ese cúmulo de buenas intenciones iniciales termina por naufragar.

El desarrollo de la historia comienza cuando Violeta, al partir de vacaciones a India con su novio, deja a su hermano Pedro como encargado de cuidar a su hijo de 9 años: Bernardo.
Es así que el tío oso recibe en su hogar al sobrino, algo que evidentemente provocará una modificación temporal en sus hábitos.
Pedro asume con gusto el desafío, dispuesto a acomodarse a la vida con Bernardo, y es en este segmento en donde Cachorro muestra mayoritariamente pasajes graciosos, valiéndose del recurso de contraponer la nueva y vieja cotidianeidad de Pedro, ahora convertido en un tío responsable ante la incrédula mirada de la mayoría de sus amigos.

Hay un quiebre súbito en la vida de tío y sobrino, a raíz de la noticia de que Violeta se encuentra detenida por tiempo indeterminado en India por tenencia de drogas. Ante la falta del papá, Pedro debe hacerle frente a esta nueva realidad, y lo hace con madurez, responsabilidad, al igual que su grupo de amigos.
Pedro y Bernardo, luego de un principio con algunas complicaciones, poco a poco han construido una relación sólida, muy tierna, compartiendo momentos buenos y malos con sinceridad.
Cuando todo parece tener un buen destino, una presencia tan indeseable como inesperada trastocará esta relación; la aparición de la abuela paterna, que trae a cuestas la bolsa de prejuicios muy habituales en ciertos ámbitos, reclamando por la tenencia del niño. Este hecho abre un abanico de nuevas situaciones, esta vez, con un dejo dramático, que llevarán a un desenlace un poco desabrido

Esta es la historia básicamente, que transita con rapidez de la comedia al drama, y más allá de la homosexualidad de muchos personajes (Pedro y muchos de sus amigos) es una historia que trata de las relaciones humanas.

Librándose de todos los estereotipos difundidos con asiduidad, Cachorro muestra la homosexualidad con naturalidad, a los gays como personas normales, con defectos, virtudes, con sentimientos, en fin, personas como todos nosotros; rompiendo con el modelo de mariquita afeminado simpático, o bien, con el marica promiscuo, retratado desde los medios.

Y es por esto mismo, que los homosexuales, deben gozar de los mismos derechos y obligaciones que el resto, también para la adopción. Este alegato a favor de la igualdad de derechos sin dudas constituye un de los puntos altos de Cachorro; que, sin embargo, por otros lados hace un poco de agua, sobre todo con un guión que quiere tocar muchas temas (homosexualidad, adopción, drogas, HIV, etc) y que acaba por no profundizar demasiado.; con un final que se precipita como a las apuradas.





Trailer de Cachorro.


+/- Links de descarga


Descargar Cachorro desde Rapidshare (Formato AVI, 700 MB aprox.)
http://rapidshare.com/files/367803255/BRCB.part1.rar
http://rapidshare.com/files/367808766/BRCB.part2.rar
http://rapidshare.com/files/367814566/BRCB.part3.rar
http://rapidshare.com/files/367817344/BRCB.part4.rar

Rar Password: mkvtony

3 comentarios:

Angie dijo...

Como vos decís, creo que en afan de contar mucho cuenta poco; podría haber profundizado sobre muchos temas que no lo hace, como por ejemplo el HIV, que no sólo lo tiene uno de los protagonistas sino también su hermana por lo que no sabemos cómo se lo contagió, ni si recibe algún tratamiento por esto...
Pero fuera de eso me gustó que se enfocara en la relación tío sobrino y aunque a mi gusto estuvieron de más algunas escenas que lo muestran al tío en una actitud promiscua (no es por pacata sino porque me parece que no tenían razón de ser en la trama)la película me gustó.
Aunque también creo que el final abrupto estuvo de más, y que él personaje de la abuela podría haber sido más desarrollado.
Con respecto a lo de la ley de matrimonio igualitario sólo puedo decir que es un orgullo que ocurra en mi país. Disto del porteño promedio que se cree el mejor, pero en este caso realmente estoy muy feliz. Me parece que el hecho de que una minoría obtenga un derecho (que a mi entender no se debería ni haber debatido) es un gran paso y nos enseñó las verdaderas caras de varios políticos, grupos y religiones

Gus dijo...

Yo creo que las escenas "innecesarias" que señalás vos, están hechas y puestas sólo para molestar, por ejemplo, la escena del principio, tan explícita, no agrega nada a la historia; pero seguro que a más de uno le choca, le molesta.... y sin embargo, quizás esa misma persona, incómoda en un principio, conforme pasa la historia va abriendo la cabeza y va entendiendo que poco importa la orientación sexual de los protagonistas; y que esa misma escena podría haber sido entre hombre y mujer... y eso no hubiese cambiado nada.

Bueno, eso nomas
Besos, gracias por pasar por todas mis pelis

BOEDO dijo...

Hola gus, la voy a ver. La verdad, no se si soy yo pero ni conocía este film o al menos, creo que tuvo poca promoción.
Saludos